Arranca la temporada para el Liberbank Oviedo Baloncesto

Javi Rodríguez tendrá el gran reto de estrenarse en la dirección del equipo

El técnico ha valorado positivamente el nuevo reto que tiene por delante: “Son tres años de ayudante donde he adquirido mucha experiencia y esto es un paso más que he aceptado con ilusión, con responsabilidad y con ganas de empezar ya. Al final esto es lo que todos queremos ser, entrenador principal, plantear tus ideas, tu forma de ser, tu identidad, tus señas, y en eso estamos”.

La plantilla ya se ha puesto a sus órdenes en Pumarín. A los conocidos Víctor Pérez, Oliver Arteaga, David Geks y Fran Cárdenas (aunque éste sigue en el proceso de recuperación de su lesión de rodilla), se han sumado los ala pívot Ignacio Rosa y Rolandas Jakstas, el base Roope Ahonen y el alero Matti Nuttinen, quienes estarán acompañados por los jugadores del Universidad de Oviedo de liga EBA Alonso Meana, Alejandro Rodríguez, Edu Lada y Antón Bouzán.

Tras las primeras charlas con los jugadores, Javi tiene claro lo que quiere pedirle al grupo: “Las señas de identidad del equipo son las que dije el día de la presentación; un equipo comprometido, hecho de buena gente, de buenos profesionales, que sepan a dónde vienen, que sepan la afición que tienen. En definitiva una serie de señas que para mí son muy importantes y distintivas de cada entrenador y que eso para mí es lo fundamental. A partir de ahí creceremos como equipo”. Por tanto, Javi tiene claro lo que quiere de sus jugadores: “Les pido sobre todo que entiendan que esto es un deporte de equipo. Para mí todo parte que es un deporte que está formado por diez/doce jugadores, que cada uno tiene sus cosas, buenas, malas o regulares y lo que tienen que hacer es sumar. Habrá días mejores, días peores, esto se basa en que el triunfo sea de todos. Y todo desde el respeto. Yo creo en el equipo, en el respeto mutuo entre jugadores, jugadores – afición, entrenadores, entrenadores – afición, club… Esto me parece fundamental y es en lo que más voy a incidir los primeros días”. Aunque esto no acaba más que empezar, el entrenador del Liberbank Oviedo Baloncesto se marca como objetivo competir en cada partido: “Falta aún dos jugadores y tampoco conozco a fondo las plantillas de los demás equipos, pero sabemos que esto es muy largo, este año va a ser muy competitivo con grandes equipos y grandes presupuestos, pero al final nosotros nos vemos a nosotros mismos. Sabemos qué equipo somos y en qué club estamos, conocemos nuestras limitaciones y nuestras fortalezas y eso nos llevará a donde nos merezcamos”.