El Avilés, con pie y medio en Tercera División

Peor no pudieron ir las cosas para el Real Avilés esta temporada, y en ese camino fatal el cuadro avilesino dió un pasito más ayer. Los asturianos cayeron 4 a 1 en el Suárez Puerta ante el Eldense, en el partido de ida de la eliminatoria por la permanencia en Segunda B.

Una imagen del partido disputado entre el Real Avilés y el Eldense (Foto: SD Eldense)

Una imagen del partido disputado entre el Real Avilés y el Eldense (Foto: SD Eldense)

Los de Barla deberán apelar a un auténtico milagro dentro de ocho días en tierras alicantinas. El equipo avilesino, para permanecer en la categoría de bronce del fútbol español, deberá marcar ni más ni menos que cuatro goles, y esperar que su rival no anote ninguno, algo realmente difícil, aunque no imposible, claro. Cosas más raras se han visto en el mundo del fútbol.

El partido de ayer pronto comenzó a marchar mal para los intereses del Real Avilés. A los cinco minutos de encuentro, anotaron el primero los visitantes por mediación de Guardiola. Y cuando el conjunto local aún no se había recuperado de ese primer mazazo, llegó el segundo, obra de Luisito. El malísimo arranque de partido por parte del equipo avilesino quedó evidenciado al cuarto de hora de juego, momento en el que José Sánchez hacía el tercero. Quince minutos y tres goles en contra. Peor imposible para un Avilés que veía como el tren de la permanencia se alejaba, ante la incredulidad de los espectadores que decidieron darse cita en el Suárez Puerta.

Pasada la media hora de partido, en el minuto treinta y cuatro, Berna reducía diferencias en el marcador, abriendo un halo de esperanza para la parroquia blanquiazul. Sin embargo, la alegría duró apenas un minuto, el tiempo que tardó Guardiola en hacer el cuarto del conjunto visitante, poniendo muy cuesta arriba, quizá demasiado, la eliminatoria para los asturianos.

La segunda parte poco tuvo para comentar. Nada más que algunas jugadas y ocasiones aisladas por parte de ambos equipos, y que no llegaron a buen puerto. Al final, derrota estrepitosa del Real Avilés, que deberá apelar a la heroica el próximo domingo en Elda si quiere seguir un año más en la Segunda División B.