El Langreo desciende y el Avilés juagará por la permanencia

Emoción, nervios y lágrimas, muchas lágrimas. Algunas de alegría, como las de los jugadores y aficionados del Lealtad que conseguía la permanencia, y otras de tristeza, como las de los jugadores yaficonados del Langreo, que acompañan al Marino a la Tercera División. 

Los jugadores y la,afición del Lealtad celebran la salvación del equipo en Las Callejas

Los jugadores y la,afición del Lealtad celebran la salvación del equipo en Las Callejas

La última jornada en Segunda B tuvo de todo. Durante gran parte de la tarde, el Real Avilés y el Unión Popular de Langreo veían como se salvaban de la quema en detrimento de un Lealtad, que era incapaz de doblegar al Racing de Ferrol. Sin embargo, el gol de Yosu para los maliayos en Las Callejas lo cambió todo. Y es que, con ese tanto, el que descendía era el Langreo  mientras que el Avilés quedaba relegado al puesto de promoción por la permanencia. El que se salvaba… el Lealtad de Javi Rozada.

A priori era el que mejor lo tenía. El Real Avilés jugaba en Compostela ante un Compos que debía ganar para obtener el premio de participar en la Copa del Rey. El Langreo recibía en casa a un Unión Deportiva Logroñés que no tenía opciones de nada. Y el Lealtad de Villaviciosa recibía en Las Callejas a un Racing de Ferrol que debía vencer y esperar para alcanzar la segunda plaza. El Langreo, para no perder la categoría, debía ganar su partido y esperar una derrota o un empate del Lealtad, algo que no se produjo.

Lealtad 1 – Racing de Ferrol 0

Los de Javi Rozada hicieron buenos los pronósticos, aunque con una buena dosis de sufrimiento, todo hay que decirlo. En esa progresión de menos a más mostrada durante la temporada, los de Villaviciosa llegaron a la última jornada con todo a favor, aunque para merecer el premio de la permanencia debían doblegar a un Racing de Ferrol que llegaba a tierras asturianas luchando por la segunda plaza.

El equipo de Javi Rozada tuvo los dos pies en Tercera durante buena parte de la tarde. Sin embargo, un gol de Yosu en el minuto sesenta y uno de partido valía su peso en oro. La salvación para su equipo y la condena para el Langreo y el Real Aviles.

SD Compostela 3 – Real Avilés 1

El conjunto avilesino deberá luchar por la permanencia, y deberá hacerlo en el partido de promoción, cuyo sorteo es esta tarde. En el bombo, junto a los asturianos, Las Palmas Atlético, Eldense y FC Cartagena.

Los tres goles del cuadro gallego, junto al de Yosu en Villaviciosa, condenan al cuadro asturiano a tan dramática pelea. De nada sirvió el tanto de Ito a tres minutos del final del partido. Los avilesinos, en la segunda parte de la temporada, parecieron acusar demasiado los problemas deportivos (con tres entrenadores en una misma temporada) y extradeportivos (con el asunto de Golplus aún coleando) de los últimos meses. Todo ello ha desencadenado en lo que muchos se atrevieron a vaticinar en su día, la caída del equipo al puesto de promoción.

UP Langreo 1 – UD Logroñés 0

Al igual que el Real Avilés, el Langreo parece haber acusado en estos meses lo sucedido de puertas para adentro, con la salida de José Antonio Redondo del banquillo blaugrana. La llegada de Raúl González de poco sirvió, puesto que el equipo continuó en barrena hasta desembocar en lo que ayer se produjo: la pérdida de categoría.

De nada sirvió el gol de Guille Méndez, aunque a punto estuvo de dar la alegría a la parroquia langreana. Sin embargo, las noticias llegadas desde otra localidad astur, Villaviciosa, sumieron a los aficionados populares en la tristeza más absoluta. No era para menos, el Unión Popular de Langreo es el equipo que acompañará al Marino de Luanco a la Tercera División asturiana.