El Oviedo Baloncesto regresa a Pumarín

El Unión Financiera Baloncesto Oviedo ya tiene la mente puesta en el partido de este sábado, donde se enfrentará al Cocinas.com (18:30h), en Pumarín. Ambos equipos vienen de dinámicas muy diferentes. Por el lado visitante, el conjunto riojano ocupa los puestos de descenso, con un balance de 4 victorias y 13 derrotas. Mientras que el Oviedo Baloncesto, se mantiene una semana más en los puestos de playoff, con 10 victorias y 7 derrotas.

Carles Marco da instrucciones durante un tiempo muerto (Foto: Hugo Álvarez / OCB)

Carles Marco da instrucciones durante un tiempo muerto (Foto: Hugo Álvarez / OCB)

El entrenador del conjunto carbayón, Carles Marco, reconoce que cada partido es importante pero llama a recordar el partido de ida para saber de la dificultad del encuentro: “Todos los partidos son importantes, sobre todo cuando jugamos en casa. Pero si le añadimos que en la primera vuelta fue la primera derrota abultada que tuvimos, donde jugamos muy mal y ellos muy bien, sí que es un partido que está un poquito marcado. Espero un partido muy difícil, tienen necesidad de victorias, ellos son un equipo muy competitivo que han perdido bastantes partidos al final”.

En el encuentro de la primera vuelta, el equipo dirigido por Antonio Pérez endosó un correoso castigo al equipo ovetense, 92 a 64. El Unión Financiera Baloncesto Oviedo no llegó a entrar en el partido en ningún momento y hubo períodos, donde la diferencia era de +45 para los locales. Carles Marco espera que este partido no tenga nada que ver con el de allí y tiene ganas de reválida: “Tienen jugadores muy experimentados que en cualquier momento te pueden hacer un roto. Nosotros tenemos que seguir trabajando, seguir esforzándonos y mejorar. Sabiendo que jugamos en casa, con el apoyo de la afición, espero que sea muy diferente a lo que pasó en La Rioja”.

El equipo de la capital asturiana llega de nuevo a su feudo con confianza, tras haber ganado al CB Prat Joventut a domicilio, 66 a 73. En el partido se vieron dos partes muy diferentes respecto a la dinámica del Oviedo Baloncesto. El entrenador catalán reconoce que tras una semana complicada fue muy importante lograr la victoria: “Tuvimos una semana difícil, se nos había marchado un jugador muy importante hasta el momento pero las sensaciones fueron muy buenas ya que los jugadores dieron un paso adelante. No estuvimos acertados en la primera parte, pero la intensidad del equipo a nivel defensivo fue buena en todos los cuartos, supimos sufrir y al final nos quitamos una losa de encima. Tuvimos ese espíritu de saber qué tenemos que hacer en cada momento para ganar el partido”.

Si Pumarín es clave para el porvenir del Unión Financiera Baloncesto Oviedo, el partido de este sábado se podría catalogar como de una final. Tras el encuentro ante Cocinas.com, los hombres de Carles Marco encadenarán dos partidos seguidos a domicilio, ante Ourense y Cáceres consecutivamente (con el parón por la Copa de por medio). Por este motivo, una victoria es vital para que el conjunto ovetense encare los compromisos siguientes con la mayor confianza posible. Carles Marco reconoce la importancia del partido de cara a las próximas jornadas de la competición: “Hacernos fuertes en casa era el reto que nos habíamos marcado. Lo estamos consiguiendo. Es cierto que después de este partido estaremos un mes sin volver a Pumarín, por lo que sí que es importante ganar de la mejor manera para coger confianza”.