El Rayo Las Caldas CF resurge del Nalón

Las Caldas Villa Termal acogió durante la tarde de ayer la puesta de largo del Rayo Las Caldas CF. En realidad no es la puesta de largo como tal, dado que el Club, uno de los más antiguos de la ciudad, vuelve a la escena futbolística tras haber desaparecido hace varias décadas.

De izquierda a derecha:  Paulino Fernández, Sergio Huerta e Iván Pascual

De izquierda a derecha: Paulino Fernández, Sergio Huerta e Iván Pascual

Es sin duda una gran noticia para los vecinos de Las Caldas, la pequeña población perteneciente al concejo de Oviedo, y que hace décadas veía como su equipo de fútbol, el de toda la vida, el Rayo Las Caldas desaparecía del panorama futbolístico ovetense y asturiano.

Ayer, el Salón de los Espejos del Balneario de Las Caldas era testigo de su regreso. El Rayo Las Caldas vuelve, y lo hace tras el trabajo de un grupo de personas preocupado por el desarrollo de la localidad ovetense y que han visto en el resurgir de su equipo de fútbol un motor para relanzar la localidad.

Paulino Fernández es el Presidente del Club; Sergio Huerta su responsable de Comunicación; e Iván Pascual su responsable técnico. Los tres comparecían en rueda de prensa para explicar el nuevo proyecto. Enfrente, y escuchando atentamente, responsables de los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento de Oviedo (Partido Popular, Foro, Psoe e Izquierda Unida).

Sergio Huerta, responsable de Comunicación del Club, comenzó haciendo un recorrido por la extensa historia del Rayo Las Caldas. Por sus inicios y por sus primeras directivas. Quiso agradecer a las figuras de Iván Pascual y del exjugador del Real Oviedo Carlos Muñoz (ausente por un problema familiar) el apoyo ofrecido a la entidad ovetense. También a otro exoviedista, Sietes, que también ha mostrado su apoyo y su intención de colaborar en el desarrollo del proyecto.

De momento, el Club nace de manera modesta. Se federará para tener un equipo Senior y algunos equipos en las divisiones inferiores, pero sin grandes números. Según su responsable deportivo, Iván Pascual, “esa es la mejor manera de llevar a cabo un proyecto serio, con criterio y que sea viable a largo plazo”.

Cabe destacar que el Club ya tiene cerradas ocho incorporaciones para el primer equipo, y que se han ofrecido diversos profesionales para trabajar en el proyecto, como un fisioterapeuta, que se ha interesado desde Tenerife.

Además, el Club ha llegado a un acuerdo con Las Caldas Villa Termal para que los jugadores de categorías inferiores tengan facilidad en el acceso a las instalaciones y para que los jugadores del primer equipo se ejerciten en el gimnasio y realicen allí los habituales reconocimientos médicos, quizás la mejor manera de aprovechar unas magníficas instalaciones, sobre todo teniéndolas allí al lado.

Socios a 10 euros

De momento, la Directiva de la entidad ovetense sacará un único carnet al precio de 10 euros. Quienes se hagan socios del Club recibirán alguna contraprestación en forma de servicios, como algún tipo de descuento para acceder a las instalaciones de Las Caldas Villa Termal, colaborador del proyecto.

Pendientes de instalaciones en Las Caldas

El Presidente de la entidad, Paulino Fernández, se mostró crítivo con los políticos presentes, especialmente con el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Oviedo, Gerardo Antuña, a quien recriminó que la localidad próxima a la capital asturiana aún no tenga unas instalaciones dignas (no siquiera campo de fútbol): “Desde el año 1997 está prometida una Ciudad Deportiva aquí en Las Caldas. Llevamos muchos años de engaños, mientras que en otros barrios de Oviedo como La Corredoria o La Monxina sí que se han levantado campos de fútbol. ¿Acaso no pagamos los mismos impuestos que los demás? ¿Qué tenemos la lepra?”. Esas fueron sólo algunas de las duras palabras que Antuña tuvo que escuchar de boca del Presidente del Rayo Las Caldas, muy molesto por el trato recibido a lo largo de los últimos años.

Fernández sí consiguió arrancar de los representantes de los distintos partidos políticos presentes el compromiso de que todos estudiarán el proyecto con detenimiento y que lo apoyarán en la medida de lo posible.