El Real Oviedo, suma y sigue

El Real Oviedo consiguió ayer un más que meritorio empate (0-0) en El Sadar ante un Club Atlético Osasuna que, pese a intentarlo con insistencia, no pudo doblegar a la férrea defensa carbayona. Los de Sergio Egea tiraron de oficio ante la complejidad del choque y acumulan seis jornadas consecutivas sin perder.

Una imagen del partido disputado entre el CA Osasuna y el Real Oviedo en El Sadar (Foto: laliga.es)

Una imagen del partido disputado entre el CA Osasuna y el Real Oviedo en El Sadar (Foto: laliga.es)

Los azules siguen enchufados a una liga que, poco a poco, se les está poniendo muy de cara. Continúan entre los puestos de privilegio, arriba, y dando muestras cada semana de equipo serio, de conjunto que quiere optar a todo, no sólo a disputar el Play Off de ascenso.

Los de Sergio Egea llegaban a Pamplona plagados de baja, en defensa, en el centro del campo y también en ataque. Eso obligó al técnico argentino a disponer sobre el terreno de juego de El Sadar a un once inédito esta temporada, con Omgbá y Rivera en el mediocentro. Los aficionados azules sabían que el partido iba a ser complicado, ante un equipo, Osasuna, que iba a tratar por todos los medios dejar los puntos en casa, que no se escapara ninguno, tratando así de adelantar a los carbvayones en la tabla, equipo del que se encontraban a un punto de distancia.

Pero de nuevo volvió a verse un equipo hecho. Un conjunto que sabe qué hacer en cada momento, que sigue superándose en defensa partido a partido, y que sigue teniendo a Esteban en pleno estado de forma. Ayer, otras tres nuevas intervenciones milagrosas para dejar la portería azul a cero una semana más.

El Real Oviedo supo sufrir las acometidas del rival. Los centrales estuvieron atentos en todo momento, despejando con acierto cada balón que quedaba dividido en el área y desbaratando cualuier opción de los rojillos. Tan sólo crearon peligro de forma aislada, sobre todo a través de Roberto Torres, uno de los más destacados en el equipo navarro.

Pero los azules también gozaron de alguna que otra ocasión, sobre todo en las botas de Koné, aunque ninguna de forma clara. la peligrosidad de los hombres de ataque del Oviedo hizo que los navarros tuvieran que controlar el partido en cada momento, sin poder arriesgar demasidado a lo largo del encuentro. Sí que intensificaron los ataques en el último tramo del choque, sobre todo en los últimos cinco minutos del encuntro, en los que botaron hasta tres saques de esquina de forma consecutiva, auqnue todas las acciones fueron manejadas con acierto por parte de la defensa visitante.

El entrenador del Real Oviedo, Sergio Egea, en El Sadar (Foto: laliga.es)

El entrenador del Real Oviedo, Sergio Egea, en El Sadar (Foto: laliga.es)

Al final, reparto de puntos que sabe a gloria para los hombres de Sergio Egea, que ha conseguido sumar venciendo las adversidades y que acumulan una jornada más sin perder. Y ya van seis. El próximo sábado, los azules jugarán de nuevo de visitante, en esta ocasión en Lugo. Otro partido vital y en el que un nuevo empate habrá servido para dar otro puñetazo más encima de la mesa, para que los azules se sigan reivindicando en una liga larga y que vuelve a tener al Real Oviedo una jornada más en los puestos de privilegio de la clasificación.

El grupo Symmachiarii entró al estadio 25 minutos tarde

Una vez más,los aficionados azules han sufrido un severo contratiempo a la hora de acceder al estadio. En esta ocasión, accedieron al Sadar veinticinco minutos tarde, tras estar retenidos por los Cuerpos de Seguridad durante un cuarto de hora en uno de los peajes que dan acceso a la capital navarra.

Cabe recordar que en el partido de vuelta del Play Off de ascenso a Segunda, disputado en Cádiz, a155 aficionados CON ENTRADA, se quedaron a las afuerassin poder acceder al estadio