El Sporting B deja un poco más hundido al Langreo

El Unión Popular de Langreo no pudo conseguir nada positivo en casa ante la visita del Sporting de Gijón B, un rival directo en la lucha por la permanencia, y que con su victoria ha dejado a los de Raúl González inmersos en los puestos de descenso. Tato, autor del único tanto del partido.

Una imagen del partido entre el UP Langreo y el Sporting B (Foto: UP Langreo)

Una imagen del partido entre el UP Langreo y el Sporting B (Foto: UP Langreo)

Partido trascendental en la que sólo cabía la victoria ante otro rival directo para el Unión Popular de Langreo en la lucha por eludir los puestos de descenso, y al que ambos llegaban empatados a puntos en la tabla. El once Langreano estaba marcado por algunos cambios en posiciones de futbolistas y en nombres con un doble pivote inédito Manu – Mendi y una punta de ataque que dejaba a Calvillo como referencia de los de Raúl González. El partido discurrió con un máximo respeto al rival y en el que los dos equipos tenían la solidez defensiva como principal objetivo, sabiendo que dejar la portería a 0 sería parte de su éxito en el choque. Fruto de este respeto y esa tensión por lo que se jugaba, las ocasiones llegaron con cuentagotas. El Sporting B fue mejor en los primeros minutos de la primera mitad con más movilidad y llegadas en ataque aunque sin ocasiones claras. La primera era para Adama tras un saque de esquina en el que engancha una volea que se va alta. En el 8′ la respuesta langrena con una asistencia de Calvillo a Méndez que no logra impactar de lleno al balón dentro del área. En el minuto 27 el Unión se va desperezando y haciéndose con el control del partido y fruto de ello un centro de Robi que Robert remata defectuoso fuera por poco. En el 34 una buena jugada de Pablo Acebal y Calvillo que centra para que Méndez remate fuera por poco en forzada postura. Poco más de este primer acto podemos destacar. Aburrido y muy igualado con el Unión de menos a más.

La segunda mitad fue quizás parecida, pero con menos tiempo de dominio Sportinguista y más y mejor el Unión que tuvo más llegada, limitando las ocasiones del filial rojiblanco y creando más sensación de peligro. En el 48 tuvo una Ortiz tras una dejada de Nacho Méndez con el pecho que el andaluz dispara de primeras alta. En el 53 disparo de Guille Donoso que atrapa Adrián Torre sin demasiados apuros. En el 60 el dominio del Langreo era palpable y apenas salía el Sporting B. Fruto de esto tuvo una Pablo Acebal que dispara atrapando Dennis. En el 70 tras un balón parado la salida de Dennis deja dudas cuando se le escapa el balón…pero reacciona a tiempo y atrapa la pelota deshaciendo el peligro. En el 74 el primero de los dos goles anulados al Unión en un córner que bota Robi, remata Borja Granda y Calvillo hace gol en posición de fuera de juego que invalida el asistente. En el 83 seguía dominando el Unión y Borja Granda asiste a Nacho Méndez que dispara para que atrape Dennis. En el 84 la jugada desgraciada con Calvillo recuperando un balón en defensa, intenta recortar a Tato que toca la pelota y le cae a Pablo que toca para Álex García que gana la acción por una milésima a Borja Granda habilitando a Tato para que a bote pronto le pegue y haga inútil la estirada de Adrián. 0-1, y poco tiempo de reacción para los langreanos. Y cuando mejor estaba el Unión, en el minuto 87, una dejada de Nacho Méndez a Mendi que le pega duro y raso obligando a despejar a Dennis, el balón lo recoge Ortiz y hace gol, pero el asistente indica la posición adelantada del Cordobés e invalida el gol. Duro mazazo para el Unión que aún tendría otra con una falta en el 93′ que bota Nacho Méndez, le pega extraordinaria y supera a todos, incluído a Dennis, remata Borja Granda y la mala fortuna hace que pegue en la espalda de Mendi y se quede al borde de la línea de gol para que la despeje Álex García.

Cúmulo de mala suerte, falta de acierto, algunos fallos, que convierten un más que aceptable partido contra un rival con mucha calidad, en un encuentro para olvidar que nos deja un amargor que sólo endulzará una victoria en el Suárez Puerta el domingo a las seis de la tarde.